Estructura y el mandato del Consejo

En su calidad de “órgano ejecutivo de la Autoridad” establece, de conformidad con la Convención y con la política general establecida por la Asamblea, la política concreta de la Autoridad. Supervisa y coordina la aplicación del complejo régimen establecido por la Convención para promover y reglamentar la exploración y explotación de minerales de aguas profundas realizadas por Estados, empresas y otras entidades. De conformidad con este sistema, ninguna actividad de esa índole puede llevarse a cabo legalmente hasta que se hayan suscrito contratos entre la Autoridad y cada una de las entidades interesadas.

El Consejo se encarga de redactar las disposiciones de los contratos, aprobar las solicitudes para concertar contratos, supervisar la aplicación de los contratos y establecer normas ambientales y de otra índole. Entre sus funciones específicas se incluyen las siguientes:

  • Aprueba planes de trabajo de 15 años expresados en forma de contratos, en los que entidades gubernamentales y privadas especifican las actividades de extracción que se proponen realizar en las zonas geográficas definidas con precisión que se les ha asignado.
  • Ejerce control sobre las actividades que se realizan en la Zona y supervisa y coordina la aplicación de las disposiciones de la Convención relativas a los fondos marinos.
  • Aprueba y aplica provisionalmente, hasta que los apruebe la Asamblea, las normas, reglamentos y procedimientos mediante los cuales la Autoridad controla la prospección, exploración y explotación en la Zona. Su primer conjunto de normas, aprobado por consenso en 2000 y relativo a la prospección y exploración de nódulos polimetálicos, tiene la finalidad de servir de primera parte de un código de extracción que en última instancia se ocupará también de la explotación y de otros recursos minerales de las aguas profundas. El Consejo ha comenzado a elaborar un segundo conjunto de normas, relativas a costras cobálticas y sulfuros metalíferos.
  • En los casos en que las actividades en aguas profundas supongan una amenaza para el medio marino, a fin de impedir daños puede expedir órdenes de urgencia, tales como la suspensión o el reajuste de las operaciones.
  • Desempeña funciones en diversos aspectos del funcionamiento ordinario de la Autoridad, por ejemplo, proponiendo candidatos para el cargo de Secretario General, examinando el presupuesto de la Autoridad y recomendándolo a la Asamblea para su aprobación, y formulando recomendaciones a la Asamblea sobre cualquier cuestión normativa.

El Consejo asumirá responsabilidades adicionales una vez que comience en forma la extracción en aguas profundas. Entre ellas se incluye la promulgación de directrices a la Empresa, la adopción de medidas (incluida la indemnización) para que los productores terrestres de minerales de los países en desarrollo queden protegidos de los efectos económicos adversos de la producción en aguas profundas, y el establecimiento de mecanismos para contar con un personal de inspectores que se encargue de garantizar el cumplimiento de las normas y contratos de la Autoridad.

Actuales miembros del Consejo
Composición del Consejo (1996-2020)
Presidentes del Consejo
El Reglamento del Consejo